Acupuntura

La acupuntura es un método terapéutico que forma parte de la Medicina Tradicional China. Su práctica se pierde en la más remota tradición china, sin duda alguna extendida y reconocida como método terapéutico mucho antes de que fuese codificada en el Neijing, el clásico de la medicina atribuido al emperador Huang Ti (2657-2596)a. J.C.

Acupuntura

El examen de diversas áreas de hipersensibilidad en la piel, durante la enfermedad, condujo a la determinación de una serie de puntos que, unidos entre sí, trazaban sobre el cuerpo recorridos perfectamente definidos. Las líneas de unión de todos los puntos fueron posteriormente interpretadas como canales a través de los cuales fluía por todo el cuerpo la energía vital (QUI).

El qui es la base de la filosofía y la medicina china. Esta energía se caracteriza por la alternancia regular del Yin (polo negativo, corresponde a la materia, el agua, el frio) y del Yang (polo positivo, corresponde a la energía, el sol, el día, el fuego).

Acupuntura

El estado de salud no es otra cosa que la persistencia de un flujo equilibrado de energía por los canales, mientras que la enfermedad es un qui en exceso o en defecto en un determinado compartimento orgánico, es decir un desequilibrio localizado de yin y yang.

La labor del médico acupuntor consiste por tanto en formular un diagnóstico exacto, determinar el lugar exacto de alteración del flujo de la energía e intervenir para liberar los canales implicados, restableciendo así un flujo equilibrado de energía. La intervención terapéutica tiene como fin la estimulación de una serie de puntos mediante agujas. Una vez colocadas las agujas se dejan durante aproximadamente media hora. La aplicación no es apenas dolorosa. Y las agujas son siempre desechables. La periodicidad de dichas sesiones es de uno a siete días, según lo agudo de la enfermedad.

Los problemas más frecuentemente tratados son: